• Inicio Sugerir Modificar

La gran apuesta


Cartel de La gran apuesta

Cuando cuatro individuos ajenos al sistema ven lo que los grandes bancos, los medios de comunicación y las agencias gubernamentales de regulación se niegan a admitir -el inminente desplome de la economía mundial-, se les ocurre una idea: "La gran apuesta". Su arriesgada inversión los lleva hasta los oscuros entresijos del sistema bancario actual, donde habrán de cuestionarlo todo y a todos.

     Título original: The big short
     Año: 2015
     Duración: 130 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 22/01/2016
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Paramount Spain

 

Trailer:

Comentario

El guionista y director Adam McKay es más conocido como el cerebro responsable de comedias de gran éxito de taquilla de Will Ferrell como "Hermanos por pelotas" y El reportero: la leyenda de Ron Burgundy", así como del espectáculo de Broadway nominado al premio Tony "You're Welcome America". Sin embargo, hace cinco años, cuando leyó La gran apuesta, quedó fascinado con una farsa de otro tipo. Intrigado por la mezcla de comedia, drama y absoluta tragedia de la genial visión entre bastidores que ofrecía Michael Lewis en vísperas del hundimiento de la economía mundial, McKay ansiaba tomarse un respiro de las comedias absurdas para trasladar La gran apuesta a la gran pantalla.

"Empecé a leer el libro sobre las diez y media de la noche y pensé: 'Me leeré 40 páginas y ya está'", recuerda McKay. "No podía dejarlo. Acabé leyéndomelo entero y me lo terminé a las seis de la mañana. Al día siguiente, le hablé a mi mujer de los personajes y de cómo el libro entrelazaba las distintas tramas y cómo es una especie de historia sobre 'hacerse rico' que trata en última instancia sobre la caída del sistema bancario, la corrupción y la autocomplacencia, y cómo es a la vez divertida y desgarradora. Y ella me dijo: 'Deberías hacerla'. A lo que respondí: 'Soy el tipo que hizo "Hermanos por pelotas"'. Ni siquiera se me ocurrió considerarlo, porque di por hecho que alguien como Scott Rudin o Plan B ya se habría hecho con los derechos del libro".