• Inicio Sugerir Modificar

El abrazo de la serpiente


Cartel de El abrazo de la serpiente

Karamakate, un poderoso chamán amazónico y último sobreviviente de su pueblo, vive en aislamiento voluntario en lo más profundo de la selva. Años de total soledad lo han convertido en chullachaqui, una cáscara vacía de hombre, privado de emociones y recuerdos. Su vida vacía da un vuelco el día en que a su remota guarida llega Evan, un etnobotánico americano en busca de la yakruna, una poderosa planta oculta, capaz de enseñar a soñar. Karamakate accede a acompañar a Evan en su búsqueda y juntos emprenden un viaje al corazón de la selva en el que el pasado, presente y futuro se confunden, y en el que el chamán irá recuperando sus recuerdos perdidos. Esos recuerdos traen consigo vestigios de una amistad traicionada y de un profundo dolor que no liberará a Karamakate hasta que no transmita por última vez su conocimiento ancestral, el cual parecía destinado a perderse para siempre.

     Título original: El abrazo de la serpiente
     Año: 2015
     Duración: 125 min.
     Nacionalidad: Colombia, Venezuela, Argentina
     Género: Aventuras. Intriga
     Fecha de estreno: 19/02/2016
     Distribuidora: Abordar Casa de Películas

 

Comentario

Siempre que miraba el mapa de mi país, veía una gran incógnita. Casi la mitad de él estaba cubierto por un territorio oculto, por un manto verde, del que nada sabía. Es el Amazonas, tierra inabarcable, que hemos reducido a unos pocos conceptos. Coca, droga, ríos, indios, guerra. ¿Realmente no hay nada más allí? ¿No hay una cultura, una historia? ¿No hay un espíritu que trascienda? Los exploradores me enseñaron que sí. Aquellos hombres que lo dejaron todo, que arriesgaron todo, para mostrarnos un mundo que no podíamos haber imaginado. Y que hicieron contacto. Ese encuentro se dio en medio de uno de los genocidios más crueles que ha visto la humanidad. Puede el hombre, a través del arte y la ciencia, trascender la brutalidad? Algunos hombres lo hicieron. Los exploradores han contado su historia. Pero los nativos no. Su historia es esta. Un pedazo de tierra del tamaño de un continente, que no se ha contado. Que no existe en el cine de nuestra América. Ese Amazonas ya se ha perdido. Pero en el cine, puede volver a existir.