• Inicio Sugerir Modificar

The lady in the van


Cartel de The lady in the van

El relato de Alan Bennett se basa en la verdadera historia de la señorita Shepherd, una mujer de orígenes inciertos que aparcó "temporalmente" su furgoneta en el acceso de la casa de Bennett en Londres y se quedó a vivir allí durante 15 años. Lo que empieza como un favor a regañadientes se acaba convirtiendo en una relación que cambiará las vidas de ambos. El alabado director Nicholas Hytner se reúne con el emblemático guionista Alan Bennett para trasladar a la gran pantalla este singular y conmovedor retrato, rodado en la calle y en la casa en la que vivieron todos esos años Bennett y la señorita Shepherd.

     Título original: The lady in the van
     Año: 2015
     Duración: 103 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Drama. Biografía
     Fecha de estreno: 15/04/2016
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Sony Pictures Releasing De España S.A

 

Trailer:

Comentario

Como joven director que vivía en el norte de Londres a principios de la década de 1980, Nicholas Hytner solía recorrer una espléndida curva victoriana de una calle llamada Gloucester Crescent. Entonces, al igual que ahora, Gloucester Crescent era una bonita calle arbolada en la que vivían muchos nombres conocidos de la escena teatral y literaria de Londres, entre ellos el director y presentador de televisión Jonathan Miller, la escritora y periodista Claire Tomalin, el dramaturgo y novelista Michael Frayn, la novelista Alice Thomas Ellis y el dramaturgo Alan Bennett. Mientras Hytner la atravesaba de camino al bullicio urbano de la calle mayor de Camden, intentaba adivinar quién vivía en cada casa. Sabía que Alan Bennett vivía en el número 23. Era una casa bonita, no muy diferente a las demás de la calle. Pero lo que distinguía a ese número 23 era la decrépita, sucia y nada bonita furgoneta amarilla aparcada en su entrada, bajo la que se acumulaban varias capas de desechos, viejas bolsas de la compra y restos de alfombra.

Hytner sabía que una anciana de edad indeterminada vivía en la furgoneta. Era una figura conocida en Camden Town -lo que los lugareños tienden a calificar de 'personaje'- de la que a veces se burlaban los transeúntes y se metían con ella. Hytner también se fijó en un extraño sistema de cables que iba de la furgoneta a la casa. Lo que no sabía era lo que la furgoneta y la señora tenían que ver con Alan Bennett.

"No tenía ni idea de qué pintaba allí esa furgoneta ni de quién era esa anciana. Me pregunté por un momento si sería su madre. Pero entonces pensé que no podía tener a su madre en una furgoneta en la calle", recuerda Hytner. "Así que seguí mi camino".