• Inicio Sugerir Modificar

La correspondencia


Cartel de La correspondencia

Amy es una estudiante de astrofísica y Ed su profesor. Están locamente enamorados y mantienen una relación a distancia comunicándose mediante correspondencia. Un día Ed desaparece misteriosamente, pero sus mensajes de amor siguen llegando. Amy emprenderá entonces un viaje en busca de la verdad, donde se reconciliará con su pasado y su presente.

     Título original: La corrispondenza
     Año: 2016
     Duración: 116 min.
     Nacionalidad: Italia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 22/07/2016
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Filmax Group - Telegroup

 

Trailer:

Comentario

Acerca de la película

LA CORRESPONDENCIA es una historia de amor de nuestro tiempo. Hace veinte años se podría haber considerado ciencia ficción y la trama podría haberse considerado onírica. Pero no en la actualidad. Todo es completamente realista. Se trata del amor, que puede superar cualquier obstáculo, así como de la fuerza de un sentimiento tan misterioso.

Tuve esta idea hace mucho tiempo, me pasa a menudo. Originalmente pensé en un protagonista masculino y luego en varios personajes femeninos, pero no me acabó de convencer y dejé el proyecto aparcado. Entonces decidí basar la historia en dos personajes: un hombre y una mujer. Gracias a la evolución de la tecnología y de las comunicaciones, el proyecto adquirió una forma más concreta y se pudo llevar a la pantalla.

Acerca de los actores y sus personajes

La selección tanto de Olga Kurylenko como de Jeremy Irons fue el resultado de una larga búsqueda, como suele suceder. En el cásting te pasan por delante muchas actrices, y en cierto punto te das cuenta de que has encontrado exactamente lo que buscabas. Y cuando eso ocurre, como pasó con Olga, ¡es maravilloso! Necesitaba una actriz joven, bella y, lo más importante, con talento, pues el papel entrañaba dificultades. Todo se ve desde su perspectiva y siempre está presente en escena. Olga interpretó su papel con gran tenacidad durante toda la película.

La interpretación de Jeremy Irons fue extraordinaria y creó un magnífico ambiente en el set. Poseía todos los atributos del personaje. Necesitaba una pareja con una importante diferencia de edad y con química a la vez. Y la química funcionó. Y la fórmula entera, también. Realmente fue una experiencia única.

La relación entre ambos personajes destaca por su extrañeza. En la película, exceptuando unas pocas escenas, él está presente en su vida a través de mensajes, cartas, vídeomensajes y e-mails. El personaje de Ed existió con anterioridad. Esas escenas se rodaron y montaron antes de grabar el resto del filme. Por tanto, cada vez que Olga interactuaba con Jeremy Irons, en realidad estaba interactuando con un personaje de escenas que ya se habían montado. Olga no interactuaba con un actor, sino con un personaje. Desde el principio tuve la impresión de que podrían aparecer todo tipo de sorpresas posibles e imprevistas, que normalmente decidía no ensayar, ya que quería capturar su reacción real y espontánea.

La asociación entre Tornatore y Morricone

Conocí a Ennio Morricone en enero de 1988. Desde entonces hemos trabajado juntos. Ennio nunca ha considerado nuestra estrecha amistad como una especie de atajo profesional. Este es el gran error que cometen los socios de larga duración. Acaban -a veces de forma inconsciente- confundiendo el afecto mutuo con una especie de puerta privilegiada a la tolerancia, y como resultado, se empobrecen los productos de su amistad profesional. Somos muy buenos amigos. Si le pido una tontería, Ennio dirá que es una tontería. No suele suavizar las palabras para evitar herirme. Y si él me sugiere algo incorrecto, ni el cariño que le tengo ni la diferencia de edad me impedirán decirle que se equivoca. Somos muy honestos y directos el uno con el otro, lo cual hace que nuestra relación sea sólida y estable. Hemos trabajado juntos durante más de 25 años. Él es muy generoso y pone su capacidad profesional y su gran -casi ilimitada- experiencia a mi disposición. Por tanto, sé que puedo pedirle lo que sea. Me siento como un acróbata sobre el trapecio, que sabe que no le puede pasar nada porque debajo tiene una red de seguridad. Por eso mi relación con Ennio funciona tan bien y sé que siempre funcionará.

La relación con el espectador

Mi relación con el espectador es muy fácil. Pienso que yo soy parte del público y siempre intento tenerlo presente durante todas las fases de la producción de un filme. Cuando creo una historia nunca me pregunto qué dirá el público, o si apreciarán o no el tema y el estilo. Nunca me lo pregunto porque yo me siento parte de la audiencia que ve la historia que escribo. Por tanto, lo que me pasa a mí cuando desarrollo la historia es exactamente lo que creo que puede sucederle al resto de espectadores. Así pues, no es una relación, sino una verdadera identificación.

La Correspondencia y La Mejor Oferta

LA CORRESPONDENCIA es completamente distinta a LA MEJOR OFERTA, aunque creo que existen varios nexos de unión -no sé si muy visibles o no- entre ambos largometrajes. La trama de la primera guarda un cierto parecido con la perspectiva narrativa de la segunda. Ambas son historias de amor y tienen el misterio como elemento muy presente. Sin embargo, el misterio de LA CORRESPONDENCIA difiere del misterio tradicional de LA MEJOR OFERTA. Quizá lo que vincula a ambas películas es que hay un personaje que casi nunca se ve. En LA MEJOR OFERTA se debe a la supuesta agorafobia de la chica. En LA CORRESPONDENCIA es por la ausencia del personaje masculino, y se aleja de la pantalla por una razón muy seria a la vez que evidente.