• Inicio Sugerir Modificar

Ouija: El origen del mal


Cartel de Ouija: El origen del mal

Los Ángeles, 1967. Alice Zander añade un nuevo truco a sus sesiones de espiritismo e involuntariamente abre su casa a un auténtico espíritu maligno. Cuando el despiadado y cruel espíritu se apodera de su hija menor Doris, la pequeña familia deberá enfrentarse a terrores inimaginables para salvarla y devolver al maligno intruso al lugar al que pertenece.

Un año y medio después de que mataran a su marido, Alice tiene problemas económicos para cuidar de su hija adolescente Paulina, "Lina", de 15 años, y de la pequeña Doris, de 9 años. Por suerte para su negocio, el ocultismo es algo que lleva en la sangre. Su madre era una pitonisa que le enseñó los trucos del oficio para que Alice atrajera a clientes deseosos de hablar con sus seres queridos ya desaparecidos. La vidente cree que no engaña a nadie; más bien ayuda a sus clientes a cerrar una etapa, algo que ella desea hacer, pero no consigue.

El negocio no va viento en popa, las facturas siguen llegando, y Alice compra una Ouija para dar un poco más de misterio a las sesiones de espiritismo. Pero al poco de estar el tablero en la casa, empiezan a ocurrir cosas extrañas: ruidos inexplicables, pesadillas recurrentes, pero lo más preocupante es que la pequeña Doris empieza a comunicarse con los muertos, incluso con su padre.

Al principio, todo parece un regalo bajado del cielo, el negocio prospera y los clientes se sienten reconfortados al poder conectar con los que se han ido... hasta que se sabe la verdadera historia de la casa donde vive la familia. Hace décadas, un cirujano loco realizó terribles experimentos con pacientes mentales en el edificio. Y ahora, para que por fin se oigan sus gritos de angustia, uno de los torturados ha poseído a la pequeña Doris.

El director del colegio católico de las niñas, el padre Tom, está muy preocupado por lo que pasa y decide investigar. Los cuatro deberán enfrentarse a un poder sobrenatural para el que el sacerdocio no ha preparado al padre Tom, y se darán cuenta de que los espíritus que han abierto el portal no tienen la menor intención de cerrarlo sin librar una lucha mortal.

     Título original: Ouija: Origin of evil
     Año: 2016
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Terror. Intriga
     Fecha de estreno: 28/10/2016
     Calificación: Mayores de 16 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Trailer:

Comentario

Cuando surgió la idea de hacer OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL, Jason Blum, de Blumhouse Productions, así como Michael Bay, Brad Fuller y Andrew Form, de Platinum Dunes, se alegraron de volver a tener la oportunidad de trabajar con Hasbro Studios y de dar una nueva dimensión al misterioso tablero. Confiaron esta nueva entrega para explorar el origen del mal a un cineasta conocido por su trabajo innovador y escalofriante.

Los productores hablaron con el visionario realizador Mike Flanagan, que había dirigido la taquillera Oculus: El espejo del mal, en 2014, y el nuevo thriller Hush, ambas de Blumhouse. Querían saber si le interesaría crear una historia que ofrecía mucho más que el simple tablero y si estaría dispuesto a prestar su sello único a la serie.

La respuesta de Mike Flanagan fue inmediata; le fascinó la idea de explorar la cultura de la superstición de finales de los sesenta, además de los secretos que encierra una casa vieja... que acaban revelándose a través del tablero. El maestro del terror y su talentoso colaborador Jeff Howard imaginaron a las hermanas Doris y Lina Zander, y su terror al descubrir qué es el hogar familiar que comparten con Alice, su madre.

Jason Blum dice que cuando Alice empieza a usar la Ouija en sus sesiones de espiritismo, cree que es bueno para el negocio: "Al principio, Alice no nota nada malvado, al contrario, todo va muy bien. Es más, cree que ayuda a los que le consultan para contactar con los seres que se han ido de este mundo. A través de su hija Doris pueden hablar con personas que están en el Más Allá. No solo va bien el negocio, también ayuda a la gente".