• Inicio Sugerir Modificar

El faro de las orcas


Cartel de El faro de las orcas

Lola viaja con Tristán, su hijo con autismo, hasta el fin del mundo para encontrarse con Beto, un guardafauna que tiene una relación muy especial con las orcas salvajes en la Patagonia Argentina. La determinación de Lola de luchar por su hijo, la peculiar personalidad de Tristán y su especial relación con la naturaleza harán que la vida de todos ellos cambie para siempre. Basada en hechos reales EL FARO DE LAS ORCAS es una búsqueda de los valores esenciales de la vida y su encuentro con el espíritu de la Naturaleza.

     Título original: El faro de las orcas
     Año: 2016
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: España, Argentina
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 16/12/2016
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

Hace unos doce años, rodando la GRAN FINAL en Mongolia, vino a visitarme mi productor, José María Morales. Una tarde, andábamos paseando por un lago helado en las montañas del Altai, cuando me contó la historia de Beto Bubas, un guardafaunas argentino que conoció un par de años antes en la Patagonia. Beto había logrado entablar una relación muy especial con orcas salvajes y hacía algo único; se metía en el mar tocando su armónica y las orcas se le acercaban para que él pudiera acariciarlas. La historia era fascinante y José María quería llevarla al cine.

Tras el éxito de ENTRELOBOS, mi última película de ficción, pensamos que había llegado el momento de llevar este proyecto a cabo. Al igual que ENTRELOBOS, hemos unido la naturaleza con la ficción para contar una historia real; la que vivió Beto con las orcas, y con un niño con autismo, que un buen día apareció por Patagonia junto a su madre.

Basada en hechos reales, tiene por eje la búsqueda de los valores esenciales de la vida y su encuentro con el espíritu de la Naturaleza. Es un viaje hacia el reencuentro de una madre con su hijo, y al mismo tiempo, una travesía movilizadora hacia la búsqueda que cada ser humano emprende al nacer.

La imponente belleza de las orcas, la fuerza de la naturaleza, lo inhóspito del paisaje, la soledad, la simpleza y generosidad con que los lugareños se brindan a su paso, crean la atmósfera propicia para el inicio de una maravillosa historia de amor. Y las experiencias resultan transformadoras no sólo para el niño y su madre, sino para todos los que intervienen en la historia.

Finalmente, nunca sabremos a ciencia cierta si fueron las vivencias conmovedoras, la magia de las orcas, o la totalidad reunida por la extraña alquimia del destino, lo que causó la mejoría del muchacho. Lo verdaderamente importante es que el niño-orca, se animó por fin a desandar el camino y comenzó a transitar el puente de regreso hacia el mundo de los hombres.