• Inicio Sugerir Modificar

Prevenge


Prevenge

Ruth es una lunática mujer embarazada que escucha la voz del bebé que lleva en su interior. El problema es que esta voz le da concisas instrucciones para cometer una matanza y vengar la reciente muerte de su marido.

     Título original: Prevenge
     Año: 2016
     Duración: 89 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Drama. Comedia
     Fecha de estreno:

 

Comentario

Como actriz había experimentado las limitaciones que tu físico puede poner a tu carrera. El embarazo es el ejemplo más extremo. Cuando me enfrenté al hecho de rodar una película embarazada, me pregunté si eso no sería solo cuestión de perspectiva. Quizás el embarazo se podía retratar como un superpoder. Un símbolo de la habilidad femenina para transformarse radicalmente. El embarazo tradicionalmente es un mundo de color pastel. Suave, ligero, lleno de luz y de bondad inherente. Pero yo experimentaba una inesperada intensidad. Una tristeza inexplicable. Repulsión a la comida. ¡Un olfato poderoso!

Transformaciones físicas milagrosas. Miedo incontenible (y miedo a la incontinencia). A veces incluso indignación santurrona. Enfado. ¡Ira! No era nada parecido a los embarazos que había visto en pantalla. Por lo que creé una anti heroína, Ruth. Una mujer cuya furia la ha tomado por completo. Que ha tomado

venganza contra el mundo con su pequeño asistente, su hijo no-nato “La gente cree que los bebés son dulces. Pero yo soy amargo…” En la mitología, las diosas de la venganza son Las Furias, fuerzas que brotan de las sangre de su padre, el castrado Urano. Es una realidad gore, pero también es un nacimiento. Quería contar la historia de peligro y violencia que en ese momento representaba para mí mi embarazo. Todo este mundo interior tomó la forma de un bebé no-nato dictador. El muñeco ventrílocuo que susurra en el oído de su madre diciéndole lo que tiene que hacer. Ruth como mujer embarazada era el conducto para explorar esta noción. Los modales te dictan que una mujer embarazada y su hijo no-nato son responsabilidad de la sociedad. Todo el mundo tiene que ser amable con una mujer embarazada. Pero Ruth es una vengadora, jurado y juez de los fallos de la sociedad. Utiliza su embarazo como refugio, un caballo de Troya que se va ganando la entrada en el corazón de cada una de sus víctimas. Ella lleva a juicio y condena a cada personaje.