• Inicio Sugerir Modificar

La momia


La momia

A pesar de estar enterrada en una cripta en lo más profundo del desierto, una antigua reina cuyo destino le fue arrebatado injustamente, se despierta en nuestra época y hace gala de una maldad que ha crecido hasta límites insospechados con el paso de miles de años.

Desde las inmensas arenas de Oriente Medio, hasta unos laberintos desconocidos debajo del Londres actual, LA MOMIA ofrece una nueva e inesperada perspectiva de un mundo de dioses y monstruos.

     Título original: The mummy
     Año: 2017
     Duración: 107 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Fantástico.
     Fecha de estreno: 09/06/2017
     Calificación: Mayores de 12 años

 

Comentario

El monstruo de Frankenstein. La criatura de la Laguna Negra. El hombre lobo. El hombre invisible. La momia. Estos son solo algunos de los icónicos monstruos que Universal Pictures ha llevado a la gran pantalla en el pasado y en el presente para dejarnos imágenes imperecederas e inolvidables.

Hace casi un siglo que los espectadores se sienten atraídos por los monstruos cinematográficos por varias razones. Estos personajes sobrehumanos no solo están a caballo entre la delgada línea que separa la vida de la muerte, sino que también nos fascinan porque son capaces de ir mucho más allá de lo que nos atrevemos a imaginar. Además, simpatizamos con su lucha interior porque pertenecen tanto al mundo de la luz como al de las sombras. Es curioso, pero nuestra fascinación por los monstruos tiene un comienzo muy cinematográfico.

Los exploradores habían excavado la mayoría de las momias de la realeza egipcia cuando los arqueólogos británicos Howard Carter y Lord Carnarvon descubrieron la tumba de un jovencísimo faraón llamado Tutankamón en 1922. Casualmente, coincidió con la explosión del cine. El tema fascinó al mundo entero, pero nadie presagió el tremendo éxito de la primera película hablada en 1923.

Los espectadores tampoco esperaban sentir auténtico miedo en una sala de cine hasta que apareció Boris Karloff, que había encarnado al Monstruo de Frankenstein el año anterior, en el papel de la primera Momia cinematográfica, Imhotep, en la obra maestra de Karl Freund rodada para Universal Studios en 1932. Los gritos de terror que llenaban las salas, procedentes del público y de la pantalla, no pasaban por la imaginación de nadie diez años antes.