• Inicio Sugerir Modificar

El sentido de un final


Cartel de El sentido de un final

Tony Webster, un hombre jubilado y divorciado, mantiene una tranquila y solitaria vida. Un día descubre que la madre de Verónica, su novia de la universidad, le dejó en su testamento un diario que guardaba su mejor amigo, quien salió con Verónica después de Tony. Para recuperar el diario, ahora en manos de una Verónica anciana y muy mis-teriosa,Tony estará obligado a bucear en su pasado, recordar los momentos fallidos de sus antiguas amistades y relaciones y recrear sentimientos que creía olvidados. ¿Podrá Tony afrontar la verdad y hacerse responsable de las devastadoras consecuencias que sus actos han provocado después de tanto tiempo?.

     Título original: The Sense of an Ending
     Año: 2017
     Duración: 108 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 08/12/2017
     Calificación: Mayores de 7 años

 

Comentario

"The Sense of an Ending es solo uno de esos libros que siempre he llevado conmigo.Quizás poseo un espíritu viejo, pero siempre me habla." El director Ritesh Batra fue uno de los muchos fans a los que la maravillosa y embaucadora novela de Julian Barnes cautivó en 2011. Dividida en dos partes, la novela se centra en Tony, un hombre que vive una apacible jubilación cuando una reliquia de sus días de colegio vuelve a su vida, obligándole a replantearse todo lo que hizo en su pasado personal y las trágicas consecuencias que sus acciones tuvieron. Ganadora del Premio Booker en 2011, la novela de Barnes sobre el fraude que puede ser la memoria fue notable no sólo por su precisión lingüística, sino por una estructura intrincada establecida en dos períodos de tiempo y un narrador poco confiable cuya revelación (o falta de ella) conduce el ritmo de la narración. "Por un lado es un thriller psicológico que el lector lee de forma ligera, Por otro lado, es una novela cuya trama lo desconcierta" dice Julian Barnes.

Emily Mortimer asegura: "Me dejó realmente impactada. Me llamó la atención lo violenta que puede ser la juventud. Cuando te paras a pensar en las cosas que hiciste a otras personas, o que te hicieron cuando eras joven y estabas en pleno crecimiento." Para Harriet Walter, lo más atractivo no fue la representación de la juventud, sino la exposición de cómo los recuerdos de esta pueden influir en el presente: "Lo que me encanta es que está escrito por alguien que está más o menos en el mismo momento vital que el protagonista, por lo que las sensaciones están perfectamente descritas." A pesar de no poseer una estructura a priori asequible para realizar una adaptación cinematográfica, el reputado dramaturgo Nick Payne leyó el libro,y durante una reunión con miembros de Origin Pictures, le preguntaron si había leído algo que le hubiera gustado, a lo que respondió: "Acabo de terminar un libro increíble llamado The Sense of an Ending. Había ganado el "premio Booker" hace no mucho, pero asumí que los derechos estaban vendidos. Por suerte, no era así." Fundada en 2008 por el ex director de BBC Films, David Thompson,y con Ed Rubin como Jefe de Desarrollo,Origin Pictures ha sido productora de varias películas como Mandela: Del mito al hombre, Nuestro último verano en Escocia y La dama de oro. Con los derechos comprados, Thompson y Rubin sabían que para hacer una buena adaptación del guion de Payne necesitaban un director innovador que trasladara a la pantalla todas las complejidades que poseía la novela,y que fuera entretenida para el público. Ritesh Batra, director indio que había albergado un gran éxito con su película nominada al BAFTA The Lunchbox, también había caído rendido al libro: "Julian Barnes es uno de esos escritores que, tras leer un libro suyo, parece que te has ido de juerga con él" dice Batra."Yo adoro este libro desde que lo leí en 2011. Sobre la posibilidad de hacer una película, investigué un poco, descubrí que ya estaba en desarrollo y lo olvidé." Sin embargo, la historia no acaba aquí: "Alrededor de un año después, los productores vieron The Lunchbox y me ofrecieron dirigirla. Sentía una enorme curiosidad por ver cómo era el guion,Cuando lo leí, obviamente me encantó." Aunque el guion solo era un borrador en ese momento, Payne y Batra se pusieron a trabajar juntos y a perfeccionarlo."Nosotros estuvimos dándole vueltas al guion durante un tiempo. Es bueno trabajar con gente que confía en su talento y lo utiliza sin límite", afirma Batra. Sin embargo, la primera reunión entre el director y Julian Barnes fue desalentadora. Batra recuerda: Nos sentamos en el jardín y nos pusimos a tomar tarta y té. Él empezó a decirme cosas y durante los primeros cinco minutos yo no escuchaba ni una sola palabra de lo que me decía, porque lo único que pensaba era: ¡Estoy tomando té con Julian Barnes!".