• Inicio Sugerir Modificar

The Florida project


Cartel de The Florida project

Moonee sueña con ir a Disneylandia, pero lo más cerca que ha estado es el motel barato a las afueras de Orlando (Florida), en el que vive con su madre Halley, de 22 años: el Magic Castle Motel. Lo más parecido que Moonee tiene a un padre es Bobby, el gerente del motel, un hombre cauto y diligente que se burla de las payasadas de los niños. Halley ha perdido su trabajo, y otra niña de la misma edad que Moonee se acaba de mudar al motel de al lado. Promete ser un verano inolvidable.

     Título original: The Florida project
     Año: 2017
     Duración: 111 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 09/02/2018
     Calificación: Mayores de 16 años

 

Comentario

"Me gusta describir "The Florida Project"", dice el co-guionista y director Sean Baker "como un Our Gang" de nuestro tiempo. Esta obra, también llamada "The Little Rascals", estaba compuesta por una serie de cortometrajes cómicos que produjo Hal Roach en los años 20 y 30, centrada en los niños que vivían en la pobreza durante la Gran Depresión. Su situación económica no era más que el telón de fondo: lo importante eran las aventuras de los niños".

Cuando el co-guionista y productor Chris Bergoch ayudaba a su madre en su mudanza a Florida, a menudo recorría la Irlo Bronson Memorial Highway, también conocida como US Highway 192, una de las principales carreteras que conducen a Walt Disney World Resort, el palpitante corazón económico de Florida. Pronto percibió que, en las propias puertas de Disney, las condiciones de vida no eran tan mágicas. Se sorprendió al darse cuenta de que muchos de los moteles que veía no alojaban a turistas, sino a familias enteras.

Los moteles están a ambos lados de la carretera, y muchos de ellos explotan la magia de Disney con adornos tales como piratas y castillos. Hace una década estaban llenos de turistas. Aún hay resquicios de esos días, como los establecimientos que cobran 35 dólares por un paseo en helicóptero, o las tiendas de souvenirs donde muchas camisetas de imitación lucen a las princesas más populares.

Bergoch comenta: "Recuerdo que fue en 2011, cuando estaba de camino a EPCOT, y le hablé de esto a Sean... de estos niños que vi jugar junto a la carretera, a minutos del parque temático... No nos lo podíamos quitar de la mente. Elaboramos un esquema a principios de 2012 para tratar de encontrar financiación y poder llevar a cabo esta idea. Después, la producción de Starlet se hizo realidad, y pasamos de Florida a San Fernando Valley. Cada vez que regresaba a Orlando, pasaba por los moteles y la idea nunca se me iba de la cabeza. La situación de pobreza crecía y, paralelamente, también lo hacía la idea de contar una historia con este telón de fondo".