• Inicio Sugerir Modificar

El buen maestro


Cartel de El buen maestro

François Foucault, de 40 años, es profesor de literatura en el prestigioso instituto de París, Henri IV. De pronto, una serie de circunstancias le obligan a dejar su puesto de trabajo y a aceptar una plaza en un instituto del extrarradio de la ciudad, en una zona conflictiva. François se teme lo peor...

     Título original: Les grands esprits
     Año: 2018
     Duración: 106 min.
     Nacionalidad: Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 13/04/2018
     Distribuidora: Caramel Films

 

Comentario

Debido seguramente a mi entorno familiar, siempre he sentido un gran interés por el sistema educativo y, en particular, por la problemática de la pedagogía y la igualdad de oportunidades. Así que me pareció natural reflexionar sobre un tema que aborde estas preguntas. Enseguida sentí la necesidad de hablar del enfrentamiento de dos mundos, de dos realidades sociales diferentes.

Inmersión

Como sabía que debía recurrir a algo más que mis recuerdos de juventud, fui a un colegio para meterme en la piel de mi protagonista y conocer de primera mano una realidad más tangible. Mientras buscaba localizaciones visité muchos institutos de formación profesional y me reuní con profesores y asociaciones. Me di cuenta que los retos más importantes a los que se enfrentaban los niños surgían en la Educación Secundaria Obligatoria que es el punto de inflexión entre la infancia y la vida de un adulto joven. En esos cuatro años se va a decidir el destino y la orientación hacia estudios generales, técnicos o profesionales de unos adolescentes en constante evolución.

Durante casi dos años conviví con los 500 alumnos y 40 profesores del colegio Maurice Thorez de Stains, una población de la periferia de París. El director del colegio me dio acceso a las aulas, a los consejos escolares, a la sala de profesores, a las reuniones pedagógicas y a todo lo que conforma la vida cotidiana de un establecimiento escolar. Y eso me permitió estar lo más cerca posible de la realidad.

Una sinopsis realista de los colegios de la periferia

Me gusta el realismo, no para que mi cine esté más próximo a un documental, sino para reforzar la ficción. Cuanto más contacto directo tenía con los niños, más me convencía que eran los únicos que podían transcribir sus propias palabras y que nadie mejor que ellos podría encarnar a sus personajes. Así que solo los personajes adultos del guión están interpretados por actores profesionales.

Quiero que esta película sea un análisis preliminar que no enfrente a los sistemas educativos de las escuelas secundarias de élite con los de la periferia. Mi objetivo es arrojar luz sobre la desigualdad y la inflexibilidad de una pedagogía que ha demostrado ser incapaz de encontrar soluciones eficaces para unas situaciones particulares.

Esta película no pretende emitir un juicio inmutable sobre la capacidad del sistema educativo nacional para dar soluciones a estos colegios ubicados en zonas desfavorecidas. Inspirada en las recientes obras contradictorias de Philippe Meirieu y Liliane Lurçat, prefiero ofrecer una foto documentada de la educación nacional y fomentar un debate sobre las respuestas que el sistema podría dar a esos alumnos, una tarea casi imposible si se aplica un único modelo pedagógico.