• Inicio Sugerir Modificar

Jefe


Cartel de Jefe

César es el JEFE de una exitosa empresa valorada en muchos millones de euros. Uno de esos jefes que creen estar por encima del bien y del mal, probablemente a punto de ser denunciado por acoso laboral y con algún que otro vicio… Un "capullo" de toda la vida. Solo que éste, está a punto de recibir la hostia de su vida y encima, un lunes.

De la noche a la mañana su mujer le echa de casa, sus socios le traicionan, sus acciones se desploman y Hacienda encuentra un agujero en las cuentas de la compañía. Y sólo tendrá una semana para solucionarlo. Atrincherado en su despacho trabaja de sol a sol para recuperar su empresa, y su vida.

Pero no lo hará solo, César encontrará en Ariana, la limpiadora del turno de noche, una aliada inesperada que afortunadamente se entrometerá, sin quererlo, en su vida.

     Título original: Jefe
     Año: 2018
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 06/07/2018
     Calificación: Mayores de 16 años

 

Comentario

Todos llevamos dentro un sabio y un estúpido integral. Las circunstancias determinan que acabemos siendo una cosa o la otra. Por eso pienso que todo el mundo merece una segunda oportunidad. Cuando leí el guión de “Jefe” vi sobre todo una historia de segundas oportunidades. Un machirulo que aprende a valorar a las mujeres. Un tiburón de los negocios que aprende a renunciar al dinero. Un prepotente que aprende a disculparse. Un adicto al trabajo que aprende a disfrutar de la vida. En el fondo, esta película es el sueño de cualquier asalariado. ¿Quién no ha fantaseado con darle una colleja monumental a su jefe? ¿O con ver a un poderoso despojado de sus privilegios? Y más en estos tiempos en que las noticias vienen cargadas de señores mayores encorbatados que se llenan los bolsillos de dinero ajeno.

La historia de “Jefe” contiene también una metáfora del sistema económico actual: cuando las cosas se le tuercen al gran empresario, resulta que su único apoyo es una anónima trabajadora de limpieza, explotada por una subcontrata, con un horario durísimo y un sueldo exiguo. Si no fuera por trabajadores como ella, todo el chiringuito se vendría abajo. Pero lo que más me interesó del guión de Natxo López es el sentido del humor con el que aborda estos asuntos. Creo que la comedia es el género perfecto para tratar temas importantes. Como decía George Bernard Shaw, “si vas a contar la verdad a la gente, haz que se rían. De lo contrario te matarán”. A priori, no parece haber mucha comedia en la historia de un hombre a punto de perder su familia, sus amigos y su empresa. Pero ésa es la gran apuesta del guión de “Jefe”: contar circunstancias trágicas a través de situaciones cómicas. Mezclar la tragedia con el vodevil. Para poner en escena ese contraste he tenido la suerte de contar con los actores ideales. “Jefe” no tuvo ni siquiera director de casting. Elegí a los actores personalmente, y tuve la gran suerte de que la mayor parte de los que acabaron haciendo la película eran mi primera opción.

Nunca dudé de que Luis Callejo era perfecto para encarnar la dualidad de César: un personaje malhablado, violento e incorrecto, pero también con un fondo tierno y vulnerable y un poso de nobleza. No sé qué tiene la mirada de Callejo que, en un parpadeo, pasas de tenerle miedo a querer abrazarle. Y nadie como Juana Acosta para dar vida a Ariana, la mujer emigrada que no sólo saca adelante a su familia contra viento y marea, sino que tiene la entereza de ocultarles las terribles circunstancias en las que trabaja, para ahorrarles el sufrimiento. Y que, llegado el momento, será el único apoyo del “Jefe”.