• Inicio Sugerir Modificar

Bendita ignorancia


Cartel de Bendita ignorancia

Ernesto y Filippo, dos profesores de secundaria, no pueden ser más diferentes: Filippo es un hombre alegre, liberal y seductor que se pasa el día en las redes sociales. En cambio, Ernesto es un hombre culto, chapado a la antigua que no tiene ni ordenador. Probablemente sea la última persona que aún tiene un teléfono móvil de primera generación y sus métodos de enseñanza son muy tradicionales. Son amigos desde niños, pero una pelea y un asunto sentimental pendiente los mantiene alejados, hasta que el destino interviene y se encuentran dando clase en la misma escuela. Sus puntos de vista opuestos les conducen inevitablemente a un nuevo choque.

     Título original: Beata ignoranza
     Año: 2018
     Duración: 102 min.
     Nacionalidad: Italia
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 01/06/2018
     Calificación: Mayores de 12 años

 

Comentario

Quería hablar sobre algo con lo que trato a diario: las relaciones. Solía manejarlas a través de conversaciones, tal vez hablando por teléfono: "Hola, ¿Es la casa de los Rossi? ¿Puedo hablar con Giacomo, por favor? "En la actualidad, las manejo principalmente a través de mensajes de texto, chats y publicaciones en Facebook. Whatsapp se ha vuelto tan omnipresente que la idea de los correos electrónicos ya parece anticuada, obsoleta.

Hace cuatro años, escribí un mensaje quejándome de que tenía cada vez menos tiempo para mis pasiones y dedicaba demasiado tiempo a la locura on-line. Yo había caído en la trampa. Me había convertido en una de esas personas que leen menos libros, que van menos al teatro y que pasan cada vez menos tiempo en solitaria reflexión. Tenía un apodo (Mao Sánchez) y participé en la vida on-line como si no hubiera un mañana. Mis horarios cambiaron y también las personas con las que pasé el tiempo. Hasta que un día llegó la crisis y decidí tomarme un respiro de mi perfil. Ese fue el momento en que recordé quién soy. Irónicamente, ese famoso perfil fue anulado por Facebook mientras yo estaba filmando Bendita ignorancia (Beata Ignoranza) y desde entonces uso mi nombre real en las redes sociales ... de hecho, escribo muchas menos tonterías. Pensé que me arrepentiría al ver esos contactos, fotos, videos y recuerdos y, al día siguiente, ya lo había olvidado todo, una prueba más de que podemos luchar contra el consumismo social simplemente cambiando el rumbo o, como en mi caso, tomando un nuevo camino.

Esto es lo que mi película se pregunta: ¿te sientes mejor on-line u off-line? ¿Quien eres en realidad? ¿Eres tú mismo o tu alter ego? ¿Le das más importancia a tus derrotas reales o a tus éxitos virtuales?