• Inicio Sugerir Modificar

Separados


Cartel de Separados

Gary y Brooke son una pareja que despues de dos años de matrimonio descubre que no queda nada cuando una pequeña discusión se convierte en una pelea fuera de toda medida.

Ninguno de los dos quiere dejar el apartamento que han compartido y mimado hasta ahora, y empieza una auténtica guerra.

Decididos a seguir los consejos, a menudo equivocados, de sus amigos y asesores (por parte de Gary: su agente inmobiliario, el realista Riggleman; sus dos hermanos y socios, el peculiar Dennis, un auténtico obseso del trabajo, y el elegante y zalamero Lupus. Por parte de Brooke está su habitual paño de lágrimas Addie; el marido de Addie, un hombre tranquilo y hogareño llamado Andrew; su excéntrico hermano Richard, que disfruta como nadie con su coro masculino a capella, The Tone Rangers; su bienintencionada madre, y sus compañeras de trabajo Marilyn Dean, la fabulosa y aterradora dueña de la galería donde trabaja, y el ingenuo recepcionista Christopher), Gary y Brooke ponen en práctica una serie de planes diseñados o bien a echar al otro del apartamentoo a conquistarle de nuevo. Así llegan a entender que cuando se trata del corazón, no gana quien se queda en pie, sino quien sabe tirar la toalla a tiempo.

     Título original: The break up
     Año: 2006
     Duración: 105 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 22/09/2006
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Las comedias románticas transcurren según un patrón a prueba de bombas: chico conoce a chica, las cosas van viento en popa, luego se complican un poco, pero todo acaba bien, son felices y comen perdices.

Pero, ¿qué pasa cuando el chico y la chica llegan agotados a casa después de un duro día de trabajo? ¿Cuando la rutina empieza a sacarles de quicio? ¿Cuando esas pequeñas cosas que les hacían tanta gracia se vuelven insoportables?

Así empieza SEPARADOS, una comedia romántica poco convencional que cuenta el viaje, a veces cómico, otras doloroso, pero siempre entretenido, de una pareja en plena deconstrucción de lo que fue una sólida y afectuosa relación.

VINCE VAUGHN y JENNIFER ANISTON son Gary y Brooke, una pareja que después de dos años de matrimonio descubre que no queda nada cuando una pequeña discusión se convierte en una pelea fuera de toda medida.

Ninguno de los dos quiere dejar el apartamento que han compartido y mimado hasta ahora, y empieza una auténtica guerra. Toda una serie de estrellas completan el reparto de SEPARADOS para interpretar a los amigos y parientes que se empeñan en aconsejar a Gary y Brooke.

Por parte de Gary está su mejor amigo, Johnny O (JON FAVREAU); su agente inmobiliario, el realista Riggleman (JASON BATEMAN); sus dos hermanos y socios, el peculiar Dennis (VINCENT D'ONOFRIO), un auténtico obseso del trabajo, y el elegante y zalamero Lupus (COLE HAUSER). Por parte de Brooke está su habitual paño de lágrimas Addie, (JOEY LAUREN ADAMS); el marido de Addie, un hombre tranquilo y hogareño llamado Andrew (PETER BILLINGSLEY); su excéntrico hermano Richard (JOHN MICHAEL HIGGINS), que disfruta como nadie con su coro masculino a capella, The Tone Rangers; su bienintencionada madre (ANN-MARGRET), y sus compañeras de trabajo, Marilyn Dean (JUDY DAVIS), la fabulosa y aterradora dueña de la galería donde trabaja, y el ingenuo recepcionista Christopher (JUSTIN LONG).

Decididos a seguir los consejos, a menudo equivocados, de estos asesores, Gary y Brooke ponen en práctica una serie de planes diseñados o bien a echar al otro del apartamento o a conquistarle de nuevo. Durante esta hilarante comedia - que sorprende por su emotividad - llegan a entender que cuando se trata del corazón, no gana quien se queda en pie, sino quien sabe tirar la toalla a tiempo.

El director de SEPARADOS es PEYTON REED (A por todas, Abajo el amor). El guión original es de JEREMY GARELICK y JAY LAVENDER, basado en una historia de Vince Vaughn y de los propios guionistas. Los productores son Vince Vaughn y SCOTT STUBER (la todavía no estrenada Me, You and Dupree, The Kingdom). La producción ejecutiva corre a cargo de PETER BILLINGSLEY (Zathura, una aventura espacial, Made) y STUART BESSER (La cosa más dulce, Identidad/Identity). El equipo creativo está formado por el director de fotografía ERIC EDWARDS (Todo por un sueño, Cop Land), el diseñador de producción ANDREW LAWS (Y entonces llegó ella, Derailed/Sin control), la diseñadora de vestuario CAROL ODITZ (Asesinato 1, 2, 3, La tormenta de hielo) y los montadores DAVID ROSENBLOOM (La guerra de Hart, The Recruit/La prueba) y DAN LEBENTAL (Elf, Desde el infierno).

acerca de la producción

El camino hacia SEPARADOS:

Vince Vaughn cierra el círculo

El actor, guionista y productor Vince Vaughn empezaba a cansarse de leer guiones de comedias románticas que siempre retrataban lo mismo: una pareja enamorada se enfrenta a terribles obstáculos antes del final feliz estilo Hollywood. Hacía años que tenía ganas de rodar la anticomedia romántica y de contar lo que pasa cuando las cosas van mal. En su opinión, una relación ofrece suficiente material y no es necesario recurrir a trucos tontos tipo "cómo casarse con alguien en 10 días y conseguir 10 millones de dólares".

Vince Vaughn, después de protagonizar numerosas películas de éxito, entre ellas la comedia más taquillera de 2005, De boda en boda, y otras como Sr. y Sra. Smith, Cuestión de pelotas, Aquellas juergas universitarias y Starsky & Hutch, dice: "Me preguntaba qué pasaría con una película que no fuera la tradicional comedia romántica. Me parecía interesante describir una separación, el dolor de la separación de una pareja mientras siguen compartiendo el mismo techo. La comedia siempre depende de lo absurdo, pero me gustan las cosas basadas en la realidad".

El actor siguió trabajando en la idea durante varios años, pero no empezó a cuajar realmente hasta que conoció a Jeremy Garelick y a Jay Lavender. Los dos guionistas noveles habían escrito el tratamiento de una comedia con Vince Vaughn como protagonista. "Era agosto de 2001 y teníamos un guión escrito para Vince", recuerda Jay Lavender.

Los dos escritores vendieron la historia de "una comedia Vince Vaughn". El guión acabó en la mesa del agente del actor y los guionistas se reunieron con el actor/productor en diciembre de 2002 para hablar del proyecto. Pero Vince Vaughn tenía otros planes. Les habló de su idea de una película de "separación" y al final de la reunión había quedado claro que los tres estaban en la misma onda cómica.

El proyecto tardó dos años en cuajar. A finales de 2004 pasaron tres meses en la "casa cuartel" de Vince Vaughn donde trabajaron entre 12 y 20 horas diarias en el guión.

Durante el proceso creativo, los tres ensayaban las escenas e improvisaban los diálogos. "Hubo momentos en que Vince tenía ataques de genialidad y sacábamos cinco páginas de una sentada", recuerda Jay Lavender.

Al cabo de tres meses, sabían que tenían una película. Los dos guionistas reconocen que Vince Vaughn fue una pieza clave en el proceso creativo. Según Jay Lavender: "No hay nada en esta película que no lleve el sello de Vince".

Una vez terminado el guión, Vince Vaughn asumió su papel de productor y empezó a ofrecer SEPARADOS en Hollywood. La película sería la primera producción de su recién creada productora, Wild West Picture Show Productions. No tardó mucho en encontrar el estudio idóneo. Después de una conversación de treinta minutos, los ejecutivos de Universal estaban convencidos.

En opinión del productor Scott Stuber: "Las comedias románticas siempre son un reto. Pocas historias pueden correr riesgos emocionales sin perder el toque cómico. Después de leer el guión y hablar con Vince y los guionistas, estaba muy claro que esta era diferente. Era muy divertida y muy emotiva a la vez".

Una vez encontrado el estudio, Vince Vaughn buscó el director. Hablando con el estudio, surgió el nombre de Peyton Reed, que había dirigido la burbujeante comedia romántica Abajo el amor, con Renée Zellweger y Ewan McGregor, y la clásica comedia de animadoras A por todas, con Kirsten Dunst.

"Me gustó mucho Abajo el amor, el ritmo y los movimientos de la cámara", dice Vince Vaughn. "Cuando conocí a Peyton, me pareció genial, muy divertido, muy inteligente".

El director leyó el guión de SEPARADOS y le gustó. "Me atraía la idea de trabajar con Vince y de contar una historia que pudiera entrar en el género de comedia romántica, pero que no tuviese nada que ver con la típica comedia romántica", dice Peyton Reed. "El guión mantenía al lector en ascuas, ¿se reconciliarían? Esa tensión me interesaba". Y añade: "Lo que más me sedujo fue que no se trataba de ver florecer un romance, sino de verlo marchitarse. Una separación es aún más universal que un amor a primera vista".

Con Peyton Reed encabezando el equipo técnico, Vince Vaughn recurrió a un viejo amigo suyo para ocuparse de la producción. Peter Billingsley interpretó hace años al joven Ralphie en la clásica Historias de Navidad, y ahora es un conocido productor.

Ya habían colaborado en Made. "Acababa de terminar Zathura, una aventura espacial, con Jon Favreau. El guión me gustó desde la primera página," dice Peyton Reed.

Los actores comparten este sentimiento. Jennifer Aniston, que interpreta a Brooke Meyers, dice: "Me encantó que no fuera la típica comedia romántica bien empaquetada. Penetra en lo más profundo del deterioro de una relación y no siempre es bonito".

en busca de cómicos: el reparto de SEPARADOS

Ahora había que escoger el reparto. Peter Billingsley dice: "Decidimos reunir a un grupo de actores que no fueran los habituales que se ven en una comedia". Y añade: "El nivel interpretativo de los actores en esta película es muy alto".

Peyton Reed, el director, cree que muchos actores aceptaron trabajar en la película por el guión y por Vince Vaughn. "Es muy difícil no responder al entusiasmo de Vince", dice. "Muchos ya habían trabajado con él antes. Además rodábamos en Chicago en pleno verano".

Vince Vaughn, hablando de Gary, su personaje, dice: "Es el típico estadounidense. Tiene buenas intenciones, es muy positivo, pero no es de los que se esfuerzan innecesariamente. Es un poco egoísta, no se da cuenta de muchas cosas".

Uno de los dilemas a la hora de escribir el guión fue decidir cuál era la profesión de Gary. "Gran parte de la película transcurre en el apartamento", explica Jay Lavender. "Queríamos darle una profesión que tuviera que ver con Chicago".

Alguien sugirió la de guía de autobuses para turistas. "Era una buena idea colocar un micro en las manos de Vince y dejarle hablar", añade el guionista. "También nos permitía enseñar Chicago y rodar exteriores característicos".

Estaba claro que para interpretar a Brooke necesitaban a una actriz de mucho talento que supiera responder a las ingeniosas ocurrencias de Vince Vaughn. El actor/productor siempre pensó en Jennifer Aniston para el papel.

"Ya pensé en ella cuando escribíamos el guión, no solo porque es una gran actriz, sino porque tiene algo especial, es cordial y atractiva", dice el actor. "Jen es auténtica y también sabe ser muy divertida".

Después de conocerla, estaba convencido de no haberse equivocado. "Cuando entré a formar parte del proyecto, todavía no teníamos a nadie para interpretar a Brooke", dice Peyton Reed. "Ahora bien, Vince mide 1,90 metros. Necesitábamos a alguien con mucha presencia. Hace falta tener tablas para seguir a Vince cuando empieza a actuar, pero Jennifer estuvo a la altura. Desde el principio pensé que habría una buena química entre los dos".

Jennifer Aniston dice: "El guión era divertidísimo. Tenía todos los ingredientes que me gustan, una mezcla de drama y comedia a niveles múltiples".

La actriz describe a su personaje como la típica novia comprensiva. "En el fondo es una artista, pero no se lanza", dice Jennifer Aniston. "No es la primera vez que se mete en una relación como esta".

Jon Favreau, que trabajó con Vince Vaughn hace diez años en Swingers, era perfecto para el papel de Johnny O, el gran amigo brutote de Gary. El director era consciente de que necesitaba a un actor que pudiera ayudar a Vince Vaughn a interpretar el peor lado del ego masculino.

"Jon y Vince son amigos y se nota cuando se les ven juntos en la pantalla. Les di rienda suelta para que pudieran cambiar algunas cosas y pasárselo bien en sus escenas", dice Peyton Reed.

La contrapartida femenina de Johnny O es Addie, interpretada por Joey Lauren Adams, que también había trabajado con Vince Vaughn anteriormente. Después de leer el guión, se quedó enganchada. "Me pareció un retrato fidedigno de una relación", dice la actriz. "Tenía sustancia y mi papel no era el de la típica amiga, era un personaje de verdad al que podía hincarle el diente".

El productor ejecutivo Peter Billingsley hace el papel de Andrew, el marido de Addie. "Hacía tiempo que no actuaba, pero me sigue gustando tanto como antes", dice. "Leí cuatro de los cinco papeles masculinos". Después de oírle haciendo de Andrew, todos se empeñaron en que debía interpretar el papel.

John Michael Higgins, conocido por sus hilarantes papeles en Very important perros y Un poderoso viento, ambas del director Christopher Guest, interpreta a Richard, el hermano patológicamente musical de Brooke. Miembro de The Tone Rangers, un coro masculino a capella, Richard es la antítesis de Gary, que solo piensa en beber cerveza.

"Me atraen los personajes con dotes para las relaciones sociales", dice el actor, riendo. "Para la prueba de casting usaron una de las escenas más memorables de la película. Hay un grupo de gente cenando y, de pronto, uno decide que todos los demás deben cantar".

Cuando le dijeron que necesitaban a un actor que supiera cantar a capella, John Michael Higgins no se inmutó. "La verdad, no sé mucho de cantar a capella", reconoce. "Canté con un grupo hace mucho, pero como soy un bocazas, dije: 'Claro, me ocuparé de los arreglos, de los ensayos'".

Aceptaron encantados. "Michael acabó encargándose de reunir a un grupo de cantantes", dice Jay Lavender. "Y consiguió auténticos talentos de Los Ángeles, Nueva York y Chicago".

Conseguir a la eternamente sexy Ann-Margret, nominada a dos Oscar, para hacer el papel de la Sra. Meyers, la madre de Brooke y de Richard, fue un golpe de efecto para la película. "Estábamos pensando en quién podría hacer el papel cuando alguien sugirió que llamásemos a Ann-Margret", recuerda Peyton Reed. "Nos pareció un buen chiste, pero luego se nos ocurrió que quizá fuera posible. Y aceptó el papel. Para mí, fue muy emocionante. Siempre me ha parecido asombrosa, desde Cita en Las Vegas, pasando por Un beso para Birdie, hasta Conocimiento carnal".

El proyecto atrajo a la actriz por varias razones. "Leí mi papel y empecé a reírme sola. Pensé que sería muy divertido", dice. "Además, cuando emigramos desde Suecia, vivimos en Fox Lake, Illinois. Me pareció fantástico revisitar la zona de Chicago".

Otra actriz que también aporta mucho prestigio al proyecto es Judy Davis. Jennifer Aniston sugirió que le ofrecieran el papel de Marilyn Dean, la excéntrica dueña de la galería cuya brutal honestidad sorprende a muchos.

"Estaba leyendo el periódico 'USA Today' en la habitación del hotel y había un artículo sobre Judy Davis", recuerda Jay Lavender. "La llamaban una de las mejores actrices 'desconocidas' contemporáneas".

Al parecer, Jennifer Aniston estaba en el séptimo cielo cuando supo que Judy Davis había aceptado. "No es un papel fácil. Marilyn Dean es una mujer con una fuerte y extraña personalidad", dice Peyton Reed. "Es rara, pero Judy supo hacerse con el personaje".

El padre de Vince Vaughn, Vernon Vaughn, hace el papel de padre de Brooke, un insoportable sabelotodo adicto a los clubs de campo. "Es mi talismán", dice Vince Vaughn. "La primera película que hice con Jon Favreau fue Swingers, y estaba mi padre. Fue un éxito. Produje Made con Jon y también con mi padre. Fue otro éxito. Así que pensé 'No hay dos sin tres, estamos de racha'".

Los actores Vincent D'Onofrio y Cole Hauser interpretan a los hermanos de Gary. Los tres son los dueños de los autobuses para turistas "3-Brothers" y su empresa aspira a conquistar el turismo de Chicago 'por tierra, mar y aire'".

"Vince y yo hablamos de quién podría encarnar al patoso hermano mayor de Gary. Los dos pensamos en Vincent D'Onofrio", dice el director Peyton Reed. "Me encantaba la idea porque tienen un cierto parecido y porque Vincent es un actor genial. Teníamos muchas ganas de ver lo que haría con su personaje. Desde luego, no nos ha desilusionado".

Cole Hauser, conocido por sus interpretaciones dramáticas en Tigerland, La flor del mal y Paparazzi, es Lupus, el soltero seductor. "Quiero mucho a Cole, hace años que le conozco", dice Vince Vaughn. "Basamos el papel en él. Exageramos, desde luego, pero está basado en cosas que he oído y he visto hacer a Cole. Es un gran actor dramático, pero fue un placer verle en algo más ligero".

Jason Bateman es Riggleman, agente inmobiliario y amigo de la pareja, y Justin Long es el extravagante Christopher, el compañero de trabajo de Brooke.

Jason Bateman, otro miembro del círculo cómico de Vince Vaughn, dice: "Leí el guión, pero me daba igual. Estaría dispuesto a pagar para estar en un proyecto como este". Y añade, riendo: "De hecho, casi tuve que hacerlo".

El productor ejecutivo Peter Billingsley, refiriéndose a Justin Long, dice: "Es uno de los hombres más divertidos que conozco y aportó algo inesperado a su personaje. La peluca, la ropa andrógina y los tacones altos fueron idea suya. Sabía muy bien cómo debía ser su personaje".

Una vez completado el reparto y con un buen guión en la mano, el director y los productores podían empezar a rodar. Scott Stuber, el otro productor ejecutivo, dice: "Cuando vimos a los actores que conformaban el reparto, supimos que era imposible encontrar artistas de más talento o más divertidos".

Ciñéndose al guión: Improvisando la improvisación

Una vez terminada la preproducción, Peyton Reed y Vince Vaughn estaban dispuestos a practicar su deporte favorito: la improvisación.

El director sabía que había encontrado un alma gemela en Vince Vaughn, alguien dispuesto a arriesgarse para conseguir una toma mejor. "Vince el productor es muy parecido a Vince el actor", dice. "Es incansable. Tiene mucha energía y su visión de la película es muy clara. Sabe qué escenas deben ser divertidas y qué escenas deben ser dramáticas".

Peyton Reed añade: "Vince y Jen empezaban ciñéndose al guión, pero al cabo de un par de tomas, les dábamos carta blanca. Vince es un maestro de la improvisación, gusta mucho al público".

Jennifer Aniston disfrutó de esa libertad. Le permitía añadir algo más. "Me encantaban nuestras ocurrencias; es un diálogo con mucho ritmo. No ocurre muy a menudo", reconoce. "Lo conseguí en "Friends", pero llevábamos diez años juntos".

En cuanto a trabajar con su compañero de fatigas y amigo Jon Favreau, Vince Vaughn dice: "Con Jon fue posible colocar dos cámaras e improvisar. Es posible hacerlo con él, sabe instintivamente cuál es la intención de la escena. Me atrevería a decir que el 70% de las escenas con él están improvisadas".

Para la actriz Joey Lauren Adams fue muy alentador trabajar en un entorno abierto a la improvisación. Dice: "Peyton es de la escuela de la improvisación: 'Hazlo si te sientes cómoda, inténtalo a ver qué pasa'. Vince es un maestro y solía rodarle a él primero. Así, cuando la cámara me enfocaba, me sentía más relajada". Y añade: "Intentaba estar a la altura, pero Vince pone el listón muy alto".

Esta ciudad me gusta: Rodar en Chicago

La decisión de rodar la película en Chicago fue tan importante como escoger el reparto adecuado. Muchos de los actores tienen raíces en la "ciudad del viento" y eso animó aún más a Vince Vaughn a rodar en su ciudad natal.

"Crecí en las afueras de Chicago viendo películas como Granujas a todo ritmo y las grandes películas de John Hughes", dice el actor. "En muchos sentidos, SEPARADOS es un mensaje de amor a Chicago. Estaba seguro de que la ciudad era el telón de fondo perfecto para esta historia. Es un sitio muy auténtico, muy americano".

Rodaron en sitios tan emblemáticos como el parque Millennium y Wrigley Field en Second City; la famosa zona de tiendas de Michigan Avenue (donde está la galería de Marilyn Dean); el edificio Wrigley; el barrio South Side (donde está el bar Kylark de Johnny O); el río Chicago; la fuente Buckingham; el restaurante de carne Smith & Wollensky, y la elegante discoteca Sound-Bar.

En opinión de Peyton Reed: "La historia solo podía transcurrir en Chicago. Al igual que las películas de Woody Allen hablan de Nueva York, ésta habla de Chicago. Sin embargo, el guión supo usar los diversos aspectos de la vida en la ciudad para describir a una pareja media con la que es fácil identificarse".

Se intentó ser fiel a la ciudad incluso en los más mínimos detalles. Jon Favreau, que vivió varios años en Chicago, dice: "Mientras viví aquí, recuerdo que muy pocas películas se ocupaban de los detalles. Sin embargo, es un placer para los habitantes de Chicago ver su ciudad tan bien retratada".

La diseñadora de vestuario Carol Oditz también cree en la importancia de la autenticidad: "Me empeñé en preparar la película en Chicago. Todos los trajes que lleva Vince son de Chicago, no hay nada de Nueva York o de Los Ángeles. Era una condición sine qua non".

"No es como en Nueva York o Los Ángeles. En esta ciudad, la gente se sigue entusiasmando por un rodaje", dice el director. "Desde un punto de vista fotográfico, es una de las ciudades más bellas que conozco. El verano allí es maravilloso, la arquitectura es asombrosa y la comida no tiene comparación".

La división del trabajo:

Los diseñadores manos a la obra

El diseñador de producción Andres Laws, que había trabajado con Peyton Reed en Abajo el amor, acababa de rodar otra película en Chicago cuando le dieron el guión de SEPARADOS. "Me gustó mucho la idea de que la película fuera un homenaje a la ciudad", dice.

Dado que aproximadamente dos tercios de la película transcurren en el apartamento de Brooke y Gary, las decisiones referentes a este decorado eran de suma importancia. Al principio, se pensó en buscar un interior auténtico, pero no tardaron en descartar la idea. "Hablamos de un apartamento de un dormitorio", explica Andrew Laws, "en el que tendríamos que rodar unas cinco semanas. Habría sido muy agobiante por la falta de espacio".

Vince Vaughn añade: "Rodar en un interior verdadero puede causar auténticos quebraderos de cabeza. Por ejemplo, en este caso, hay vecinos. Al principio están encantados con el rodaje, pero al cabo de unos cuantos días se hartan del ruido, sobre todo si hay que rodar a las cuatro de la mañana".

Además, al construir el decorado en un estudio, el equipo creativo "pudo adaptar el decorado a los requerimientos de la película y del guión", dice el diseñador de producción Andrew Laws. Pero Chicago es una ciudad donde no abundan los estudios, y otras dos películas tenían planeado rodar en la misma época. Tuvieron mucha suerte al conseguir el enorme edificio del antiguo Arsenal de la Guardia Nacional.

Andrew Laws diseñó un apartamento en un edificio de los años veinte. "Queríamos algo con un toque especial, antiguo", dice. Se empezó por construir una plataforma para dar mayor realismo a las vistas que supuestamente se ven desde las ventanas. A continuación se instaló el sistema de focos cenitales. Entonces empezó la construcción y decoración del apartamento propiamente dicho. "Es muy lento; hay que alzar las paredes, pintarlas, ocuparse de los detalles", dice el diseñador.

El decorado es algo mayor que un apartamento normal para aumentar el realismo. Para Peyton Reed el realismo era primordial: "Es lo primero que le dije a Andrew. En ningún momento debía parecer que rodábamos en un decorado. Andrew hizo un trabajo magnífico, los detalles, la pintura, era asombroso".

Andrew Laws y Eric Edwards, el director de fotografía, colaboraron estrechamente para que este espacio artificial pareciera absolutamente real, con vistas a Chicago incluidas.

"Tal como estaba construido el decorado, fue muy fácil rodar", dice Eric Edwards. "Había espacio de sobra para moverse. Andrew hizo instalar ventanas con cristales antiguos que funcionaban muy bien al trasluz para dar la sensación de que había edificios fuera".

Universal Pictures presenta una producción de Wild West Pictures Show Productions, SEPARADOS, protagonizada por Vince Vaughn y Jennifer Aniston, con Joey Lauren Adams, Ann-Margret, Jason Bateman, Judy Davis, Vincent D'Onofrio, Jon Favreau, Cole Hauser, John Michael Higgins y Justin Long. Música, Jon Brion. Vestuario, Carol Oditz. Coproducida por Jeremy Garelick y Jay Lavender. Productores asociados, Victoria Vaughn y John Isbell. Montaje, David Rosenbloom ACE y Dan Lebental ACE. Diseño de producción, Andrew Laws. Director de fotografía, Eric Edwards. Productores ejecutivos, Peter Billingsley y Stuart Besser. Producida por Vince Vaughn y Scott Stuber. Basada en una historia de Vince Vaughn, Jeremy Garelick y Jay Lavender, con un guión de Jeremy Garelick y Jay Lavender. Dirigida por Peyton Reed. www.thebreakupmovie.net.

CANAL COMPRAS