• Inicio Sugerir Modificar

Todos están muertos


Cartel de Todos están muertos

Viendo a Lupe encerrada en casa haciendo tartas nadie diría que en los años 80 fue una estrella del rock. Lupe y su hermano Diego formaban el grupo Groenlandia, cuyo primer disco se convirtió en un éxito arrollador.

Han pasado los años, Diego ya no está, Lupe hace tiempo que dio la espalda a las giras y los conciertos y ya casi nadie recuerda a Groenlandia. Todo aquello es historia, un pasado muy lejano.

Ahora la realidad es muy diferente. Lupe lleva años sin pisar la calle debido a la agorafobia que padece. Pasa los días encerrada en casa haciendo tartas y discutiendo con su madre, Paquita, y con Pancho, su hijo adolescente, únicas personas con las que tiene contacto.

Hasta ahora, ha sido Paquita, una mexicana fuerte, supersticiosa y de enorme corazón, quien se ha ocupado de la casa, de su hija y de criar a su nieto. Ha sido ella quien ha trabajado y se ha ocupado de todo y de todos sin una sola queja o un solo reproche. Aunque le gustaría, no podrá seguir haciéndolo mucho más tiempo, algo ha sucedido. Su tiempo se agota y ella es consciente, por lo que tendrá que arreglar a su familia antes de marcharse. Paquita tiene un plan, pero los planes no siempre salen como uno quiere.

Dos invitados a los que nadie esperaba -uno del presente y otro del pasado - alterarán la rutina y las vidas de todos los miembros de esta peculiar familia.

     Título original: Todos están muertos
     Año: 2014
     Duración: 89 min.
     Nacionalidad: España, Alemania, México
     Género: Comedia. Drama
     Fecha de estreno: 30/05/2014
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Avalon Productions S.L.

 

Trailer:

Comentario

En Todos están muertos conviven dos tipos de referencias:

El cine que ha marcado en mi infancia y mi juventud y las obras me han influido en la creación de este proyecto en concreto.

El cine que he mamado en la infancia, principalmente el de Spielberg de los ochenta: Los Goonies, E.T, Encuentros en la tercera fase, etc. Un cine hecho de emociones y de sensaciones, en el que lo paranormal era un tema habitual.

También el cine que me alimentó en la juventud, un cine europeo, principalmente francés, con Godard y Truffaut a la cabeza. Un cine construido a base de detalles y de conceptos, pero que también habla, de manera más sofisticada, de la reivindicación de la inocencia, del ingenio y de la creación.

Por otro lado, tenemos las referencias concretas para este proyecto: El neorrealismo italiano del que echo mano a la hora de plasmar los conflictos familiares. Su influencia me permite construir de una manera “física” los desencuentros de esta familia. Y Tenesse Williams, en el que me apoyo para edificar ese universo familiar cerrado y opresivo.

Como las heroínas de Williams, Lupe es un personaje con grandes dosis de ceguera y cuyo peor enemigo, es ella misma. Todo esto, bien agitado, es Todos están muertos.