• Inicio Sugerir Modificar

Hotel Cambridge


Cartel de Hotel Cambridge

Cuenta la historia de unos refugiados que han llegado recientemente a Brasil y que, junto con un grupo de trabajadores de escasos recursos, ocupan un viejo edificio abandonado en el centro de São Paulo. Los dramas cotidianos, las situaciones cómicas y los diferentes puntos de vista sobre el mundo se mezclan con la amenaza de un desalojo inminente.

     Título original: Era O Hotel Cambridge
     Año: 2016
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: Brasil, España, Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 15/09/2017
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

HOTEL CAMBRIDGE gira en torno a un tema contemporáneo pero que se ha abordado poco en el cine brasileño: Los problemas de los refugiados y las ocupaciones de edificios fruto de la desigualdad social que existe en las grandes ciudades brasileñas. Cuando iniciamos nuestra investigación, los medios no prestaban atención a los refugiados, a diferencia de lo que ocurre ahora. Y cuando ya habíamos recopilado mucha información, se produjo una sincronía con los acontecimientos mundiales relacionados con los refugiados, algo que nos ha acompañado hasta el día de hoy. Nuestra historia de ficción adquirió tintes mucho más realistas ya que, de repente, un gran número de refugiados se incorporaron a la ola de ocupaciones repartidas por la ciudad de Sao Paulo. Esta situación nos dio fuerzas para rodar la película y adentrarnos en la vida diaria de un edificio ocupado. Pero las ocupaciones son espacios conflictivos y es muy difícil que te dejen entrar. Así que fue necesario hacer un pacto. ¿Y qué conllevaba ese pacto? Una compensación. Nos obligó a pensar en cómo pasar de la ficción al territorio real del edificio. La preparación duró dos años y fue supervisada por un colectivo compuesto por nuestro equipo de producción, el movimiento de personas sin hogar (FLM), un grupo de refugiados y la escuela de arquitectura de la Escola da Cidade. Durante ese período, todo el mundo se encargó de transformar el edificio en un plató de rodaje. Fue un intenso esfuerzo de colaboración, centrado en las demandas reales y urgentes de la ocupación. Esto propició un clima de confianza mutua entre todas las partes implicadas, algo fundamental en cualquier proceso creativo. Desde un punto de vista narrativo, la película gira alrededor de tres ejes: las situaciones ficticias de los personajes; los informes documentales que se ven en la web a la que acceden esos mismos personajes, y los videoblogs que produce uno de los protagonistas. Son películas dentro de la película. Los escenarios que crean estos tres ejes se asemejan a un laberinto de cruces de caminos humanos que se mezclan constantemente en el interior del edificio. Los personajes, que interpretan en su mayoría ocupas y refugiados reales, garantizan la autenticidad dramática de la película ya que cuentan su propia historia y sus experiencias personales. Ellos, y todos esos momentos sin pretensiones de intensa humanidad, son los que sostienen la película y nos dan una visión caleidoscópica del mundo. La narrativa se entreteje dentro de una polifonía de conexiones entre pantallas de los dos principales soportes de comunicación que utilizan los personajes en el edificio ocupado: Internet y Skype. Las pantallas sirven de grandes ventanas por las que espiar en diferentes países, lugares y situaciones. También se han incorporado extractos de documentales de otros directores que actúan como imágenes oníricas y mnemotécnicas que se encuentran en el ojo de la mente de nuestros personajes. La extraordinaria experiencia de producir una película en contacto físico con la realidad dota a la cinta de una calidad épica que se ve cada vez menos en los lenguajes cinematográficos actuales.