• Inicio Sugerir Modificar

Disobedience


Cartel de Disobedience

RONIT KHRUSKA regresa a Hendon, su comunidad judía ortodoxa, después de la muerte de su padre rabino. A pesar de la tensión que rodeó la partida repentina de Ronit en el pasado, DOVID KUPERMAN, amigo de la infancia y muy cercano al rabino, le invita a quedarse con él y su esposa. Ronit se sorprende al descubrir que ésta es su ex mejor amiga ESTI, ahora profesora en una escuela de niñas ortodoxas. La situación es incómoda entre las dos mujeres dado que un pasado complicado claramente se cierne sobre ellas.

     Título original: Disobedience
     Año: 2017
     Duración: 114 min.
     Nacionalidad: Irlanda
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 25/05/2018
     Distribuidora: Sony Pictures Releasing De España S.A

 

Comentario

Rachel Weisz y Frida Torresblanco estaban buscando material para producir algo juntas, cuando Rachel mencionó la premiada novela de 2006 'Disobedience' de Naomi Alderman. Frida leyó la novela durante un fin de semana y el lunes ya tenía claro que esa sería la historia que la pareja de productoras buscaba.

"Establecimos desde el principio la necesidad de encontrar roles de mujeres, mujeres que fuesen inteligentes, con determinación y que no estuviesen ahí sólo para apoyar al protagonista masculino" explica Frida.

"Lo que de verdad me atrajo de la novela fue el tema de la transgresión en este mundo moderno en el que ya casi nada es tabú. El término 'desobediencia' no tiene mucho sentido a no ser que lo sitúes en ciertas comunidades como la judía ortodoxa del norte de Londres. Cuando encuentras una historia de transgresión dentro de una sociedad anticuada, obtienes un drama universal con el que todo el mundo se puede sentir identificado" añade Weisz.

Film4 se unió a la producción desde el inicio, con Rose Garnett y Daniel Battsek como productores ejecutivos. Estos le enseñaron la película a Ed Guiney, lo que hizo que se reencontrara con Weisz después de la exitosa colaboración en la premiada Langosta.

Guiney explica como lo que más le atrajo del proyecto fue "lo tremendamente humanos que eran los personajes, con sus defectos y dudas, su capacidad de perdonar y su desobediencia". Después de ver la película Gloria, Torresblanco pensó que Sebastián Lelio sería el director perfecto para el proyecto y se lo propuso. "Tiene una sensibilidad extraordinaria y sabe conectar con las mujeres completamente, comprende cada detalle de la mecánica de la interpretación. Le mandé el proyecto y se entusiasmó inmediatamente. Entonces leyó el libro y, al igual que a mí, la historia le pareció única, así que se sumó al carro".